Hay mitos instalados sobre qué se debería hacer antes de ir a dormir para poder descansar bien donde el doctor Pérez Chada los separa y expone

El Día Mundial del Sueño se celebra hoy y es promovido por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM, por su siglas en inglés) quienes intentan aumentar la conciencia social sobre los trastornos de sueño y el problema que estos representan para la sociedad.

El doctor Daniel Pérez Chada, director de la Clínica del Sueño del Hospital Universitario Austral, explicó que en la Argentina el 15% de los adultos duerme menos de 6 horas, cuando la recomendación para la edad adulta es de entre 7 y 8 horas; el 14% percibe mala calidad del sueño y el 22% tiene excesiva somnolencia diurna.

"Las personas sanas, que no tienen enfermedades del sueño, duermen mal por pautas culturales, demandas sociales, horarios rotativos o características de su trabajo, ven deteriorada su cantidad y calidad de sueño", agregó el especialista.

Sin embargo, hay mitos instalados sobre qué se debería hacer (y qué no) antes de ir a dormir para poder descansar bien, que Pérez Chada separó y expuso:

Qué hacer

  • Dormir en un ambiente con la mayor aislación del ruido posible
  • La temperatura en la habitación no debe ser alta
  • Mantener regulado el horario para irse a dormir
  • Evitar la actividad física muy intensa en las horas previas

Qué no hacer

  • Beber alcohol: muchos creen que van a tener un sueño mejor. Puede inducir un sueño muy profundo, pero cuando se disipa los efectos del alcohol, las personas entran en una situación de sueño irregular, superficial y fragmentado
  • No llevar comida ni trabajo a la habitación, porque esto distorsiona la percepción del cerebro de que este ambiente no se utiliza para dormir
  • Evitar las comidas copiosas
  • Evitar tomar café en grandes cantidades a partir de las 6 de la tarde
  • Jet lag social: adicción hacia la tecnología en las noches donde el sistema nervioso central recibe una cantidad de luz muy importante a través del ojo y eso hace que el cerebro interprete que la noche es el día
  • Con respecto al sueño en los jóvenes y adolescentes, el médico añade que "está demostrado que los que menos duermen tienen menor rendimiento escolar. En en ellos es muy importante porque, a diferencia de los adultos, está bien reglado que deben dormir 9 horas porque los que duermen menos, según un relevamiento que hicieron en todo el país, tienen notas más bajas".

Fuente: La Nación

Joomla! meta tags