Una nueva investigación llevada a cabo por BMC Nutrition explicó que el cuerpo acumula grasa cuando se combina una bebida azucarada con un plato rico en proteínas. Los investigadores explicaron que, a pesar de que la proteína aumenta la saciedad, reduce el consumo de energía.

Los investigadores explicaron que, a pesar de que la proteína aumenta la saciedad, reduce el consumo de energía.

Una dieta rica en proteínas presenta muchos beneficios para la salud como reducir la presión arterial. Una investigación de la Boston University School of Medicine (USA) indicó que los adultos que consumen más proteínas tienen un menor riesgo a largo plazo de tener presión arterial alta. Además, aportan saciedad, según explicó Frank Hu, profesor asistente en el departamento de nutrición de la Harvard University School of Public Health (USA). Afirmó que las dietas altas en proteínas aumentan la saciedad y disminuyen el apetito en comparación con las que son altas en grasas o carbohidratos.

Sin embargo, cuando el consumo de proteínas se acompaña con bebidas endulzadas, el resultado es distinto.

Una nueva investigación llevada a cabo por BMC Nutrition explicó que el cuerpo acumula grasa cuando se combina una bebida azucarada con un plato rico en proteínas. Los investigadores explicaron que, a pesar de que la proteína aumenta la saciedad, reduce el consumo de energía.

Un grupo de participantes (no se indicó cuántos eran) debieron estar 24 horas en una cámara metabólica, por separado, en una habitación de 4x3 metros. La misma estaba controlada herméticamente y verificaba a tiempo real cómo el cuerpo utilizaba los nutrientes de los alimentos. De esta forma, los especialistas podían saber cuántos gramos de carbohidratos, proteínas y grasas estaba consumiendo una persona y, además, controlar qué número de calorías estaba quemando el participante cada minuto.

Los investigadores midieron en consumo de oxígeo, la producción de dióxido de carbono y el nivel de nitrógeno ureico presente en la orina para conocer cómo cada uno de los participantes utilizaba los nutrientes que se encontraban en las comidas. El nitrógeno determina el grado de descomposición de las proteínas. "Una vez que se conoce cómo el cuerpo procesa las proteínas, los carbohidratos y la grasa se pueden calcular a partir de la respiración", explicaron los especialistas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo diario recomendado de proteínas es de 0,8 a 1 gramo por cada kilo de peso para una persona adulta sana.
Los participantes consumieron los mismos alimentos durante todo el día. Se trataba de una porción que tenía un 15% de proteínas, y otra que tenía un 30%. Además, cada comida era acompañada por una bebida azucarada o una artificialmente endulzada. Al finalizar cada comida, se les preguntaba sobre su apetito y su deseo de comer determinados tipos de alimentos.

El estudio concluyó que una bebida azucarada con cualquier comida reducía significativamente el consumo de grasa y la termogénesis -la producción de calor- del organismo. Además descubrió que tomar una bebida con un menú rico en proteínas reducía un 40% el consumo de grasa y la termogénesis impulsada por la dieta. Sin embargo, también se comprobó que, a lo largo de un día, el cuerpo gastaba solo 80 de las 120 calorías de la bebida azucarada y almacenaba 40.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo diario recomendado de proteínas es de 0,8 a 1 gramo por cada kilo de peso para una persona adulta sana. Además, se recomienda que la mitad de la ingesta de proteína sea de origen vegetal, que se obtiene de alimentos como legumbres, cereales y frutos secos.

En cuanto al consumo de azúcar, la OMS recomienda ingerir hasta 12 cucharaditas de azúcar al día. Esa cantidad representa el 10% del total de las calorías ingeridas durante todo el día.

Joomla! meta tags