El dolor de pecho envía a más de 7 millones de estadounidenses a la sala de emergencia cada año y alrededor de la mitad de ellos posteriormente son hospitalizados para observación, exámenes o tratamiento, según la Universidad Estatal de Ohio, en EE.UU.

Y aunque tener dolor en el pecho puede asustarte, no significa que se trata siempre de un problema cardíaco o que podrías estar sufriendo un ataque al corazón. Hay al menos otras 6 razones por las que puede doler el pecho, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.:

1. Angina de pecho: es un dolor que se siente cuando no hay suficiente irrigación sanguínea al corazón, es un síntoma de enfermedad de las arterias coronarias. Puede sentirse como una presión o un dolor opresivo en el pecho. Puede parecerse a una indigestión y eventualmente estar acompañada de dolor en los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda.

2. Ataques de pánico: es un tipo de trastorno de ansiedad. Son sensaciones repentinas de terror sin un peligro aparente. La persona puede sentir latidos rápidos del corazón (taquicardia), dolor en el pecho o en el estómago, dificultad para respirar, escalofríos y otros síntomas.

3. Problemas digestivos como acidez o enfermedades del esófago, que al estar inflamada la zona, se sienten también en el pecho.

4. Músculos doloridos: debido a un esfuerzo o tensión muscular que se siente en la zona del tórax.

5. Enfermedades de los pulmones: neumonía, una infección de uno o los dos pulmones; pleuresía, una inflamación de la pleura que causa un dolor agudo al respirar o bien un embolismo pulmonar, cuando ocurre un bloqueo súbito de una arteria pulmonar por un coágulo.

6. Costocondritis: una inflamación de las articulaciones del pecho.

¿Cuándo es una emergencia?
Solicita atención médica si el dolor de pecho no se va, y llama al 911 si tú o alguien presenta estos síntomas que sí corresponden a un infarto o ataque cardíaco: molestia en el pecho, presión, opresión o dolor; falta de aire; molestia en la parte superior del cuerpo: brazos, hombro, cuello, espalda; nauseas, vómitos, vértigo, mareos o sudoración.

El tratamiento del dolor de pecho dependerá de la causa, para lo cual el profesional médico ordenará los exámenes correspondientes.

Joomla! meta tags