Clarín Sociedad. 

LA INFUSIÓN NACIONAL También aseguran que duplica la actividad intestinal. Son conclusiones de un congreso, en Uruguay.

La leyenda guaraní dice que la luna Así y su amiga Aria –la nube rosada del crepúsculo– desobedecieron al dios Tupá y bajaron a la tierra. Un jaguar las enfrentó durante la travesía pero un anciano logró salvarlas del ataque del animal. En agradecimiento, cuando Así y Aria volvieron a sus formas celestiales, sembraron en torno a la choza del viejo una semilla que dio flores blancas entre hojas verdes apretadas. Era la yerba mate.

 

En tiempos de deidades y figuras mitológicas poco se sabía de las ventajas y contraindicaciones de esta infusión, que para la mayoría de los argentinos es imprescindible. Pero en el VI Congreso Sudamericano de Yerba Mate, que terminó ayer y reunió a académicos, científicos, productores y consumidores en Montevideo, llegaron a dos conclusiones clave: su consumo baja entre un 8 y 9 por ciento el colesterol "malo" y, además, duplica la cantidad de veces que una persona va al baño.

"Ya se probó en humanos que el consumo de mate aumenta la regularidad de las deposiciones. El estudio estuvo a cargo de la Cátedra de Gastroenterología del Hospital de Clínicas de Montevideo, que se encargó de analizar a un grupo de personas de entre 16 y 48 años. El aumento del tránsito digestivo se produce mayormente cuando se toma mate en ayunas", explicó Nelson Bracesco, profesor del departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina y organizador del congreso.

Respecto de la baja del LDL –conocido popularmente como "colesterol malo", el que obstruye arterias y produce enfermedades cardiovasculares–, el trabajo estuvo a cargo de la Universidad de Florianópolis y un grupo de estudiantes mendocinos. Concluyó en que tomar mate logra reducirlo entre un 8 y 9 por ciento. ¿Por qué? "Se lo adjudica a los polifenoles, una de las propiedades antioxidantes del mate", amplía Bracesco.

Se estima que en nuestro país se consume un poco más de seis kilos de yerba mate por año, por persona. Según datos del sector, subió un 35% la exportación del producto el año pasado, siendo los principales destinos Siria y Chile con el 86,8% y el 7,9%. Entre los distintos nutrientes, se pueden mencionar los polifenoles, las vitaminas del grupo B y los minerales Potasio y el Magnesio.

Sin embargo, el mate no es un alimento. "No tiene los nutrientes necesarios que necesita el organismo para poder funcionar. Tampoco funciona como desayuno, salvo que se lo acompañe con tostadas untadas en queso o un yogurt", apunta Sonia Spiner, nutricionista y miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición. Tomar varios termos de mate no equivale a los dos litros de agua sugerida por los médicos, pero ayuda a completar la sugerencia diaria. "El agua influye en todas las células del organismo", agrega Spiner.

Se dice que el mate es la bebida de los estudiantes, porque aumenta el nivel de alerta y la actividad de las facultades cognitivas como la concentración, la atención y la memoria. Pero Daniel López Rosetti, cardiólogo y especialista en medicina del estrés, advierte: "El mate es irritante gástrico. Puede producir acidez y ardor en el estómago o esófago. En altas dosis, altera la frecuencia cardíaca, pudiendo generar o condicionar taquicardia". Además, López Rosetti desanconseja su consumo para personas con problemas de nervios o ansiedad, y en el caso de los insomnes, recomienda dejar de tomar mate seis horas antes de acostarse.

Susana Zurschmitten, nutricionita y autora del libro "La dieta inteligente", observa que el mate es diurético, contribuye a hacer la digestión y a quemar calorías. Pero también enumera contraindicaciones, como inflamar el hígado y bajar las defensas. "Tan incorporado lo tenemos en nuestra vida cotidiana que pedirle a un paciente que abandone el hábito del mate es lo más difícil en una dieta", reconoce Zurschmitten.

Colaboró: Victoria De Masi

Joomla! meta tags