Homepage

ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
Luis Majul Periodista
 
 
CONSULTORIO ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
RCP: Reanimación Cardiopulmonar - Solo con tus Manos
 
 
NOTAS DE SALUD ir

CLÍNICA MÉDICA

  • Síntomas que indican la pérdida de audición

    audicion2Los médicos creen que la herencia y la exposición crónica a ruidos fuertes son los dos factores principales que, con el tiempo, contribuyen a la pérdida de la audición

    Se calcula que 33% de los estadounidenses de 65 a 75 años de edad y cerca de 50% de los mayores de 75 años experimentan algún grado de pérdida auditiva. En este país, a la edad de 65 años, una de cada tres personas presenta algún tipo de pérdida auditiva.

    Al respecto, Jenne Tunnell, Doctora en Audiología y especialista del Sistema de Salud de Mayo Clinic, opina lo siguiente: "a pesar de que la pérdida de la audición es común en las personas mayores, el problema afecta a gente de toda edad. Algunos nacen con pérdida auditiva y otros pueden perderla a temprana edad".

    Los médicos creen que la herencia y la exposición crónica a ruidos fuertes son los dos factores principales que, con el tiempo, contribuyen a la pérdida de la audición. Otros factores, tales como una infección del oído, pueden impedir a los oídos conducir los sonidos tan bien como deberían. Desgraciadamente, muchos tipos de pérdida auditiva son imposibles de revertir.

    A fin de intentar evitar los efectos secundarios negativos relacionados con la pérdida de la audición no tratada, hay que mantenerse atento a las primeras señales. Empiece por tomar la siguiente prueba del Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación.

    ¿Tiene dificultad para escuchar cuando habla por teléfono?

    ¿Tiene dificultad para seguir la conversación cuando varias personas hablan al mismo tiempo?

    ¿Se quejan los demás de que usted sube demasiado el volumen del televisor?

    ¿Tiene que hacer esfuerzo para entender la conversación?

    ¿Tiene dificultad para escuchar cuando hay un trasfondo ruidoso?

    ¿Ha observado que usted suele pedir a los demás que repitan lo que dijeron?

    ¿Cree que muchas de las personas con las que habla parecen mascullar o no hablar claro?

    ¿Le resulta difícil entender bien a los demás y responde otra cosa?

    ¿Tiene dificultad para entender a las mujeres y a los niños?

    ¿Se molestan los demás porque usted no les entiende cuando le hablan?

    Tenga presente que esta prueba sirve solamente como información general, puesto que únicamente los audiólogos pueden diagnosticar pérdida de la audición. Si respondió afirmativamente a tres o más de las preguntas, llame al médico y consulte sobre realizarse un examen de audición.

    La pérdida auditiva deriva en una pérdida de inteligibilidad, en la que frecuentemente se pierden o distorsionan las palabras, y eso conduce a quienes tienen problemas para escuchar a creer que "todo el mundo masculla".

    Sin embargo, nadie tiene que vivir en un mundo de silencio o de sonidos poco distinguibles. Usted y el audiólogo pueden tomar medidas para mejorar lo que puede escuchar. Las personas que pierden la audición suelen lidiar con problemas como el dolor de no escuchar bien, baja autoestima, estrés y el consiguiente cansancio, depresión, pérdida de intimidad, retraimiento, aislamiento social y posible dependencia a sustancias químicas.

    Hay muchas afecciones que pueden provocar la pérdida de la audición. Algunas de las razones más comunes son:

    • Exposición a ruidos peligrosos. Muchas actividades recreativas, como el tiro y la caza, la música estridente, las herramientas eléctricas, el equipo pesado, las podadoras de césped, las motos de nieve y las motosierras pueden producir sonidos capaces de dañar el oído interno cuando no se usa un dispositivo de protección adecuado. Si se encuentra en una situación ruidosa en la que necesita levantar la voz o gritar para que le escuche alguien que está a menos de un metro de distancia (3 pies), el ruido posiblemente esté en niveles peligrosos. Las señales de una excesiva exposición al ruido pueden ser que después se presente tintineo en los oídos y se escuche a todos como si mascullasen.

    • Avanzar en edad. La gente de más de 50 años es proclive a perder gradualmente el oído, año a año.

    • Herencia. Los antecedentes familiares desempeñan una función en la capacidad de resiliencia de la audición y, al parecer, varios tipos de pérdida auditiva ocurren en familias.

    • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar pérdida auditiva. Si usted presenta alguna señal de pérdida auditiva, consulte con el proveedor de atención médica que le recetó los medicamentos.

    • Traumatismo y/o infección. Una lesión en el oído puede ocasionar la pérdida temporal o permanente de la audición. Entre los ejemplos de esto están el tímpano perforado y la otitis del nadador.

    Las ayudas auditivas son unos dispositivos que amplifican el sonido para quienes han perdido la audición y los hay de muchas marcas, modelos, formas y tamaños. Los tipos principales son los siguientes:


    • Completamente dentro del canal auditivo

    • En el canal auditivo

    • En el oído

    • Detrás de la oreja

    • Receptor en el oído (RITE, por sus siglas en inglés)

    Cuando las ayudas auditivas no son suficientes para ayudar en una pérdida auditiva demasiado fuerte, otra alternativa es la cirugía para implante coclear. El implante coclear es un dispositivo pequeño que circunvala las partes del oído interno que no funcionan y convierte el sonido en impulsos eléctricos que envían información al cerebro. El proveedor de atención médica puede determinar si usted es apto para un implante coclear y explicarle las ventajas y riesgos del procedimiento.

    Viernes 22 de mayo de 2015

TRAUMATOLOGÍA

  • Cuándo es mejor aplicar frío o calor para tratar los dolores musculares

    La clave es saber qué tipo de dolor es, si se trata de una lesión reciente o dolor crónico.

    Son dos de las terapias más comunes para aliviar los dolores musculares o las molestías en las articulaciones.

    El problema es que la mayoría de las personas que hacen ejercicio no tienen muy claro cuál deben usar: frío o calor.

    La respuesta rápida es depende de cuán reciente es el dolor o de si se trata de un malestar recurrente.
    Por lo general, una lesión nueva suele causar una inflamación en la zona afectada, por lo que el frío puede actuar para reducir el flujo sanguíneo y por lo tanto, evitar que se produzca una mayor inflamación.

    El frío reduce el flujo de la sangre y el calor dilata los vasos sanguíneos.

    El calor, por su parte, es más recomendado para los dolores crónicos ya que al generar un efecto opuesto, de mayor flujo de sangre, permite que haya una curación más rápida.

    Una investigación reciente de la Clínica Mayo, de Estados Unidos, recomienda la fórmula general de optar por la terapia fría primero y luego por un tratamiento con calor.

    Cuándo el frío

    En un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, un grupo de expertos en medicina deportiva explicaron cómo aplicar frío puede ser crucial durante las primeras 48 a 72 horas de que se haya producido la lesión.

    Según el doctor Cayce Onks, del Centro Médico Penn State Hershey, el hielo puede reducir el daño del tejido secundario y aliviar el dolor de la zona afectada.

    Si se trata de una lesión reciente, es mejor evitar que aumente la inflamación con la aplicación de hielo.
    Le recomendación es aplicar el hielo durante 20 minutos por cada hora, para evitar que se produzca daño en la piel.

    El centro médico de la Universidad de Rochester, por su parte, recomienda en su departamento de salud el uso de parches fríos o hielo en áreas que están inflamadas o donde haya una contusión.

    Este tipo de terapia es buena para esguinces, para cuando se fuerza mucho una zona del cuerpo, chichones y morados en la piel.

    Cuándo el calor

    "El calor transporta sangre a la zona afectada, la cual suministra los nutrientes que el tejido necesita para sanar", dijo el doctor Onks. "También puede incrementar la flexibilidad de los tendones y los músculos".

    El calor ayuda al flujo de oxígeno y nutrientes a través de la sangre.

    Al permitir una dilatación de los vasos sanguíneos, el calor acelera el flujo y facilita la llegada de oxígeno y nutrientes que reduce la presión sobre las articulaciones y alivia el dolor en los de músculos.

    Los parches calientes también reducen la aparición de espasmos musculares y mejoran la flexibilidad de ligamentos y tendones.

    La terapia de calor es uno de los tratamientos más efectivos para problemas crónicos como la artritis.

    En cualquier caso, el método que se recomienda que se aplique inicialmente cuando se sufre una lesión es el programa conocido como RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation), es decir, reposo, hielo, aplicar presión y en elevación.

    Lunes 18 de mayo de 2015

NUTRICIÓN

  • Consejos para controlar los ataques de hambre nocturnos

    Las personas que padecen de síndrome de comedor nocturno ingieren aproximadamente un 70% de las calorías diarias a la noche.

     

    ¿Tenés exceso de peso? ¿Considerás que no comer durante el día te ayudará a adelgazar? ¿Te despertás durante la noche y te devorás la heladera? ¿Vas a la alacena de noche y buscás alimentos hasta encontrar los de tu preferencia? Si te sucede esto, podés estar padeciendo de "síndrome del comedor nocturno".

    El síndrome de comedor nocturno lleva a muchas personas a la obesidad. ¿Cuáles son sus características?

    - Anorexia matutina (falta de apetito durante las mañanas). Esto se produce cuando, durante la noche, reciben un elevado aporte energético y sienten culpa. Quieren revertir esta situación de descontrol alimentario, ayunan durante varias horas, esperando cambios favorables. Sin embargo, sucede todo lo contrario. Con el transcurso de las horas, van descubriendo un apetito voraz y no lo pueden controlar.

    - Hiperfagia nocturna (apetito incontrolable nocturno). Esto se debe fundamentalmente a la falta de ingesta de alimentos o a su reducción durante el día.

    - Insomnio. Una causa posible es la elevada carga de grasas que aportan al organismo durante la noche, enlenteciendo la digestión. Como consecuencia ssufren un cambio en el ritmo circadiano o reloj biológico (ritmo del sueño o trastornos del ritmo sueño-vigilia), y por ese motivo no tienen apetito durante las mañanas. Esto puede producir alteraciones en el estado anímico, irritabilidad y tristeza.

    Para que exista un control alimentario, es fundamental seguir los siguientes consejos:

    - No saltear las comidas principales.

    - Realizar 4 comidas principales y 2–3 colaciones.

    - Los desayunos y las entrecomidas deben aportar de un 30-35% de las calorías diarias consumidas.

    - Los almuerzos, aproximadamente un 35-40% de las calorías diarias consumidas.

    - Las meriendas, de un 15 a un 20 % de las calorías diarias ingeridas.

    - Las cenas, aproximadamente un 10 a un 20% de las calorías diarias consumidas.

    Esto se debe a que con el correr de las horas el cuerpo requiere menos ingreso calórico al no necesitar esforzar el físico ni la mente.

    Las personas que padecen de síndrome de comedor nocturno presentan las siguientes descompensaciones:

    - Ingieren aproximadamente un 70% de las calorías diarias a la noche.

    - Existe una alteración hormonal, hay una disminución de los niveles de leptina y melatonina durante el sueño. Estas hormonas son las que regulan el peso corporal, el hambre y los problemas del insomnio.

    - Existe además un aumento de los niveles de cortisol plasmático, implicado en el metabolismo de la glucosa, a través de la secreción de la insulina. Esta alteración es la responsable de no sentir hambre durante el día.

    Retomando el control

    Para controlar el síndrome del comedor nocturno, ante todo hay que fraccionar la alimentación. Si no se hacen por lo menos las cuatro comidas básicas se corre el riesgo de sufrir compulsiones y consumir en una sola comida todas las calorías que no se ingirieron durante el día, lo que lleva al organismo a acumular en forma de grasas ese ingreso calórico excesivo.

    Las ingestas después de la cena se caracterizan por alimentos ricos en hidratos de carbono y de grasas. Se trata de un mecanismo compensatorio para restaurar la interrupción del sueño. Estos alimentos aumentan la producción de serotonina, lo cual ayuda a la conciliación del sueño.

    Un plan para superarlo

    - Cuando te levantes a comer, pensá si estás eligiendo las entrecomidas correctas.

    - Comé despacio.

    - Masticá muy bien.

    - Saboreá la comida y, mientras lo hacés, sentí que estás dominando el estado compulsivo.

    - El período de ingesta deberá durar de 15 o 20 minutos. Allí comenzará a activarse el centro de la saciedad.

    ¿Qué podés elegir?

    Después de la cena, podrás ingerir:

    - 1 vaso de leche tibia y una banana no madura.
    - 1 huevo duro.
    - 1 puñadito de frutas secas.

    Calmate y no sientas culpa si no pudiste controlar las ingestas. Lo vas a manejar si tenés la necesidad y la decisión de cambiar.

    Consultá a un médico que sepa de herboristería. No compres las que se te ocurran porque te digan que es buena la valeriana, la pasiflora, etc.

    En aquellos momentos en los cuales te sentís bien, en equilibrio, recordá que los atracones nocturnos te llevan a la angustia, a aumentar tu peso corporal y a tener altibajos en los estados anímicos.

    No dejes de comer. Fraccioná la alimentación, comé despacio, saboreá lo que prepares con amor. Paso a paso vas a poder lograr manejar esos períodos. Pero para ello, será necesario que tengas una consulta con un psicólogo. Sería el camino correcto para vencer esta patología que, sin dudas, es muy difícil de tratar sin la predisposición del paciente.

    Lunes 11 de mayo de 2015

TELEVISION ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
 
RADIOir
 
radio
Name Play
1.5 Enfermedades Hepáticas
1.6 Alcohol: una droga legal
1.7 Emociones y Estres
1.8 Historia Clínica de Jorge Luis Borges
1.9 Qué es un factor de riesgo
2.0 Historia clínica de personajes de la historia
2.1 Tomar vino hace bien?
2.2 Detección de tumores
2.3 Ser agradecido ayuda a la salud
2.4 El tabaco enemigo de los grandes personajes
2.5 Historia Clinica de Ricardo Alfonsin
2.6 Los Antinflamatorios
2.7 Medicamentos y Creencias
2.8 Pobreza y Salud
2.9 La Soledad
3.0. El Caso de Angelina Jolie
3.1 Consumo de sal
3.2 Funcionamiento de riñón
3.3 Muerte de Gerardo Sofovich
3.4 Beneficios de dejar de fumar
3.5 Desde Roma - Proyecto RCP
3.6 Proyecto RCP- SCHOLAS en el Vaticano
3.7 Meditación
3.8 Alfredo Leuco
3.9 Control Odontológico
4.0 Cansancio o Agobio
4.1Mitos de la hiper tensión arterial
4.2 Freud: último capítulo
4.3 Síntomas Cardíacos
4.4 La Neurosis de Freud
4.5 Hipertension Arterial
4.6 Tabaquismo Dra Silvina Aparicio
4.7 Complejo de Edipo
4.8 EPOC
4.9 Ley RCP y muerte subita
5.0 Emociones no se medican se procesan
5.1 Sarmiento y sus Relaciones Emocionales
5.2 Demencias
5.3 Síndrome Urémico Hemolítico
5.4 Accidente Cerebro Vascular
 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
 
Joomla! meta tags