Homepage

ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
GERMAN PAOLOSKI Periodista y conductor
 
 
CONSULTORIO ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
Cápsula de NO Dr. Daniel López Rosetti
 
 
NOTAS DE SALUD ir

NEUROLOGÍA

  • Mente plástica para el siglo XXI

    La neurología del último siglo documentó con barroco detalle la forma en que el cerebro se divide en decenas o cientos de regiones especializadas en funciones muy concretas. Si estiráramos el córtex cerebral, la arrugada capa externa del cerebro que encarna la mente humana, obtendríamos algo parecido a una servilleta de restaurante caro, y en ella podríamos dibujar un mapa mundi político donde un país se ocuparía de percibir los acordes musicales, otro de ver las formas del paisaje y otros de entender las frases o medir los tiempos, de sopesar las decisiones y de saber saltárselas, de comprender el pasado y de imaginar el futuro. El censo de las lesiones cerebrales localizadas, por accidente o enfermedad, pinta un cuadro chocante donde el subjuntivo se revela como un trozo de cerebro y un hombre puede confundir a su mujer con un sombrero, como en el inquietante ensayo de Oliver Sacks. El siglo XX acabó viendo la mente como un mosaico de procesadores especializados, cada uno con una arquitectura de circuitos peculiar de diseño genético, forjado por la selección natural y por tanto único e irrepetible como todo producto de la historia.

    Uno de los grandes cambios de perspectiva que ha experimentado la neurología en tiempos recientes es el de la plasticidad neuronal, que revela unas neuronas, y unos circuitos, capaces en ciertas condiciones de reconfigurarse en respuesta a las peculiaridades del mundo de ahí fuera, al aprendizaje de nuevas tareas, al daño y la patología. Esto no supone negar los módulos especializados, pero propone que unos módulos se pueden transformar en otros reconfigurando sus circuitos. Los ejemplos de plasticidad cerebral no eran desconocidos antes de los años ochenta, pero se consideraban meras excepciones. Hoy se considera una propiedad fundamental del cerebro.

    La amputación de un dedo causa que la zona del córtex (la servilleta cerebral) que recibía sus señales táctiles y se ocupaba de moverlo se adapte a otros dedos vecinos, y la pérdida de una pierna puede producir orgasmos en la pierna fantasma que ocupa en la mente del paciente el lugar de la de carne. Hay ciegos que pueden reutilizar la parte visual de su córtex para leer braille.

    La plasticidad es fundamental incluso en el desarrollo del cerebro fetal e infantil, pese a que éste se rija por un programa genético. Las neuronas empiezan disparando conexiones (sinapsis, en la jerga) hacia todas partes, y es la llegada de las primeras informaciones visuales o auditivas del mundo externo quien se encarga de decidir qué sinapsis son más útiles y cuáles se descartan como meros estorbos. La capacidad de hacer esa criba en respuesta al entorno está en los genes, pero el entorno es quien dispone la forma del circuito. Genética y entorno no son lo contrario, sino dos caras del mismo proceso.

    El siglo XXI es el del cerebro plástico, maleable y adaptable a las cambiantes circunstancias del mundo. Pero los genes no han perdido el trabajo, sino todo lo contrario: porque son justo ellos quienes tienen que explicar toda esa magia.

    Miercoles20 de Agosto de 2014

CARDIOLOGÍA

  • ¿Se podría hacer crecer un marcapasos biológico dentro de un corazón dañado?

    Unos cardiólogos han desarrollado una terapia genética mínimamente  invasiva mediante la cual pueden transformar células musculares de  corazón ordinarias en células especializadas en mantener el ritmo, que  de este modo pasan a conformar lo que puede describirse como un  "marcapasos biológico", y que en el futuro quizá podrían hacer  virtualmente innecesarios a los marcapasos electrónicos.

    El equipo del Dr. Eduardo Marbán, director del Instituto Cedars-Sinai del Corazón, en los Ángeles, California, Estados Unidos, ha demostrado  que el marcapasos biológico es apto para las necesidades de la vida  cotidiana de casi cualquier persona. Él y sus colegas son además los  primeros en reprogramar una célula cardiaca en un animal vivo para curar de forma efectiva una enfermedad.

    En opinión del Dr. Eugenio Cingolani, del equipo de investigación, en el futuro, estas células capaces de conformar un marcapasos biológico  podrían ayudar también a bebés nacidos con ciertas alteraciones  cardiacas graves y a los que no se les puede implantar un marcapasos  electrónico.

    En el estudio, a cerdos de laboratorio con un bloqueo cardíaco completo  se les inyectó un gen, llamado TBX18, durante una intervención  mínimamente invasiva (mediante un catéter). En el segundo día después de que el gen fuera introducido en el corazón de los animales, los cerdos  que lo recibieron mostraban latidos con un ritmo notablemente más rápido que aquellos que no lo habían recibido. Este ritmo enérgico persistió a lo largo de todo el periodo de seguimiento de estos animales.

    Viernes 15 de Agosto de 2014

CLÍNICA MÉDICA

  • Remedios de la abuela que avala el médico

    En general y con el paso del tiempo, cuando se piensa en las curas de la abuela afloran sentimientos de nostalgia y ternura hacia una mujer que tenía remedios para solucionar cualquier problema. En las últimas décadas, se ha comprobado que muchos de los remedios que utilizaban las abuelas "antiguas", por tradición cultural, están justificados científicamente. Estos son solo siete:

    1. Agua con limón para prevenir los catarros o curar el estómago. Es un refresco natural, ideal para el verano, que quita la sed y tranquiliza. El limón es rico en vitaminas C, del grupo B y minerales. Su poder antioxidante y antiviral protege frente a los catarros y las gripes y posee propiedades depurativas. Las abuelas daban limonada alcalina para la diarrea, una mezcla de agua, limón, una punta de una cucharada pequeña de sal y otra de bicarbonato con un poco de azúcar para endulzar. Hoy se mantiene esta pauta, y se puede tomar así o adquirir soluciones isotónicas en la farmacia. "Estas mezclas reponen los líquidos y los minerales que se pierden en la diarrea y previenen la deshidratación", apunta José Luis Espejo, médico de familia del centro de salud de Solana del Pino, en Ciudad Real.

    2. Sopa de ave para la fiebre o la falta de apetito. Son platos muy reconfortantes y altamente recomendables en caso de tener fiebre o dificultades para digerir los alimentos (da igual que sea verano). Las abuelas las cocían despacio, echaban gallina, huesos de pollo, verduras y luego añadían o no la pasta. Susana Monereo, jefa de servicio de Endocrinología del hospital Gregorio Marañón de Madrid, subraya: "Es una forma cómoda y agradable de ingerir proteínas fáciles de digerir y conseguir un efecto nutritivo".

    3. Plátanos para los calambres. Esta molestia tan desagradable suele aparecer cuando se pierden sales minerales, sobre todo potasio, por sudor o vómitos. "El plátano es una de las frutas más ricas en potasio, junto con la papaya o las nueces. La abuela lo sabía, y ahora ya sabe usted por qué Rafael Nadal come plátanos en sus partidos de tenis", bromea Arturo Granero, jefe del área de secuelas de la mutua Fraternidad Muprespa.

    4. ¿Le duele el estómago? Tome manzanilla. Se pueden tomar hervidas solo con agua, o mezcladas con leche, como ocurre con la tila y el té. La manzanilla dulce es una de las plantas medicinales más consumidas por sus múltiples propiedades que aportan bienestar general, si bien destacan las digestivas. "Alivia los ardores, la indigestión y otras molestias gástricas, pero no sustituye a ningún medicamento. Los médicos naturistas la indicamos como protector gástrico y tratamiento de la úlcera de estómago, tanto en infusiones como en el aceite esencial de las flores de la manzanilla, la parte de la planta donde se encuentra un compuesto antiulceroso llamado azuleno", destaca Espejo. ¿Entiende ahora por qué su abuela se ponía tan pesada con la tacita humeante?

    Las compresas con vinagre durante 15 minutos al día son un remedio magnífico para tratar las heridas que no cicatrizan" (Ricardo Ruiz, médico, Clínica Ruber)

    5. Fomentos de alcohol para los golpes. Los fomentos son paños empapados en alcohol de 90º que al evaporarse causa un efecto de frío en la zona que se aplica, normalmente afectada por una contusión. "El fomento de alcohol de romero es uno de los más utilizados por su doble acción, de frío y antiinflamatoria, tanto para estas lesiones como para los dolores musculares y artritis crónica", apunta Granero.

    6. Friegas de alcohol para la fiebre elevada. Cuando los niños tenían fiebre muy alta y los antitérmicos no la bajaban lo suficiente, la abuela les daba friegas de alcohol de 90º, que actúa por el mismo mecanismo que los fomentos, solo que, esta vez, incluye masaje: el alcohol se evapora, refresca la piel y baja la fiebre. Según explica Granero, a veces, hay que incluso meter al niño en baños de agua fría, pero nunca de golpe. "Se llena la bañera con agua tibia hasta que cubra medio cuerpo del niño, por ejemplo, y se añade agua fría despacio para que se enfríe poco a poco y el crío vaya normalizando la temperatura", matiza el doctor.

    7. Compresas de vinagre para heridas rebeldes que no cicatrizan. El vinagre (ácido acético) es uno de los aderezos que las abuelas tenían más a mano. Posee múltiples propiedades y usos. "Las compresas con vinagre durante 15 minutos al día son un remedio magnífico para tratar las heridas que no cicatrizan. El vinagre es un excelente antibiótico que elimina las bacterias que suelen infectar la piel de forma inmediata, sobre todo, el estafilococo aureus y la pseudomona. La Clínica Mayo de EE. UU. utiliza estas curas para ayudar a cicatrizar todo tipo de heridas", apunta Ricardo Ruiz, jefe de la unidad de Dermatología de la Clínica Ruber, de Madrid.

    Todos los remedios de la abuela se ven potenciados, si no es acaso un bien en sí mismo, por el aspecto psicológico estabilizador que aporta esta figura a la unidad familiar. "No es solo el aspecto biológico o curativo, sino que la abuela ejerce un papel de unidad y cohesión. No hay que olvidar que la red familiar es una de las estructuras de apoyo de los humanos, junto con la empatía y la inteligencia", concluye José Francisco Tinao, director médico de la Clínica de Medicina Integrativa de Madrid.

    Viernes 15 de Agosto de 2014

TELEVISION ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
 
RADIOir
 
radio
Name Play
La inteligencia de los zurdos
1. Gral José de San Martín
1. Cadena del estres
1. Menopausia y sexualidad
1. Cápsula Anti-Culpa
2. Cirugías Plásticas
2. Tiempos Personales
3. Las Palpitaciones
4. Estrés crónico: Burnout
5. Fatiga mental
6. Prevención del Alzheimer
7. Enfermedades Reumáticas
8. Historia Clínica de J.D.PERON
9. Historia Clínica de J.D.PERON - 2da Parte
A. Estómago: segundo cerebro
A. Estres Laboral
A. Consejos para evitar una virosis
A1. Estrés y Fútbol
A2. Dolor: sensopercepción
A3. ¿Qué es un Pensamiento?
A4. Luis Pasteur
A5. Hipnóticos, Ansiolíticos y Anestesia
A6. Primera Vacuna en 1976
A7. 4 principios bioeticos
A8. Inteligencia
A9. Síntoma=Información
B. Cerebro de la Mujer
B1. Meditación ¿Qué es?
B2. Los animales sufren
B3. Marihuana
B4. La Fe
B5. Nutrición = Cerebro
B6. LEY RCP
B7. Muerte Súbita
B8. Maratonista fallece
B9. Implante coclear
C. Sueño
C1. Síntoma es información
C2. Riesgos Cardíacos
C3. Azúcar agregada
 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
 
Joomla! meta tags