Homepage

ULTIMAS NOTICIAS ir
 
ENTREVISTAS ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
Ceder la Palabra Dr. Daniel López Rosetti!
 
 
CONSULTORIO ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
RCP: Reanimación Cardiopulmonar - Solo con tus Manos
 
 
NOTAS DE SALUD ir

NUTRICIÓN

  • Cómo conservar los alimentos frescos por más tiempo

    Consejos de expertas para maximizar la vida útil de la papa, la cebolla, las verduras de hoja y más.

    No es necesario que lleven impresa la fecha de vencimiento. Los cambios en su aspecto hablan por sí solos: la papa se brota, la cebolla germina, la pera se magulla, la banana se oscurece, el perejil se cae, el pan se enmohece, la lechuga se achicharra y oscurece. Y cuando eso pasa, el tacho de basura se convierte en el destino final. Evitar que los alimentos pierdan la frescura en tiempo récord es posible (además de necesario) y muchas veces solo se trata de modificar algunas técnicas de almacenamiento y conservación.

    La súper oferta de dos paquetes de rúcula a casi el mismo precio que uno puede resultar atractiva únicamente si hay certeza de que va a consumirse. Si no, mejor dejarla pasar. Es que una regla esencial para aprovechar al máximo los alimentos es hacer ciclos más cortos de compra y consumo. "Conviene siempre comprar y utilizar", aconseja Claudia Degrossi, que es doctora en Química y experta en Inocuidad de Alimentos. "La verdura está viniendo muy fea. Lo ideal es calcular cuánto consumimos realmente y no comprar de más. Porque en realidad no sabés cuánto margen tenés. Por más que pienses que esté fresca, si la heladera condensa mucha humedad se va a poner fea".

    La heladera es una aliada esencial para maximizar el tiempo de vida de los alimentos perecederos. Por eso la especialista recomienda chequear que los burletes estén en buenas condiciones o, de lo contrario, hacerle un mantenimiento para que no se genere excesiva humedad en su interior. A la hora de freezar grandes cantidades de comida (carne, pollo, milanesas), lo ideal es distribuir en porciones y utilizar separadores para que descongelar solo lo necesario al momento de consumir, añade Mariana Koppman, otra de las coautoras junto a Degrossi y Roxana Furman del libro Cazabacterias en la cocina.

    Aquí, más consejos de las expertas para mantener los alimentos frescos por más tiempo:

    LECHUGA

    Lavarla antes de guardarla en la heladera acorta su vida útil. Lo ideal es hacerle pequeños agujeritos a la bolsa que permitan el intercambio de aire y colocarla en la parte baja de la heladera.

    Si de todas maneras se opta por refrigerar con un lavado previo, conviene centrifugarla o sacudirla con un repasador (de uso exclusivo para eso) y colocarla en una bolsita.

    Tip: un lavado correcto se realiza con agua bien fría y separando todas las hojas. Se puede agregar después un chorro de vinagre y dejarla sumergida unos minutos para que se desprendan la tierra e insectos que puedan haber quedado.

    PAPA

    Sí, la papa puede ir en la heladera. Es más, refrigerarlas retrasa el deterioro.

    "Si las dejás mucho afuera se brotan. Si las dejás en un lugar muy muy frío, al cocinarlas se ponen oscuras. Lo ideal es almacenarlas en un lugar fresco, puede ser un lugar de la heladera que no tenga tan baja temperatura (el cajón de las verduras) o en uno protegido como una alacena, porque si queda mucho afuera se llena de mosquitas. Todo depende de la frecuencia con la que se compre y consuma", explica Degrossi.

    Tip: las cebollas estimula el brote de la papa, por lo que conviene almacenarlas por separado.

    CEBOLLA

    Se la puede dejar afuera de la heladera si se la va a usar rápidamente, pero refrigerarla retrasa la germinación que provoca que adopte un sabor y olor más fuerte.

    Tip: una vez cortada SIEMPRE debe guardarse en la heladera (por ejemplo si se guarda una mitad).

    PEREJIL-ALBAHACA-RUCULA-CILANTRO

    "Caído como el perejil", reza el dicho. Es que estas verduras se secan enseguida y se ponen feas. Para que duren frescas más tiempo se les debe cortar apenas el tallo y colocar en un vaso con un poco de agua, cubrir con una bolsita de nylon y llevarlas a la heladera. "Eso permite que se cree un microclima que está bueno para ese tipo de vegetales que requieren mucha humedad".

    El perejil en un vaso con agua se mantiene en buen estado por unos cinco días.

    HUEVOS

    Se guardan en la heladera. "Si los lavan, hacerlo al momento de usarlos, aunque si van a cocinarlos no hace falta".

    PAN

    Si sobra puede guardarse en la heladera y al momento de consumirlo darle un golpecito de microondas para apenas entibiar.

    Si quedó afuera y se secó un poco, humedecerlo ligeramente y ponerlo otra vez en el horno o al microondas.

    Tip: en el freezer se conserva en excelentes condiciones.

    BANANA

    Aquí la excepción a la regla. Esta fruta debe conservarse afuera de la heladera porque el frío le hace mal y la pone fea.

    Tip: si no le gusta comer las frutas frías puede conservarlas en la heladera y sacarlas unas horas antes de consumir.

    El frío no es bueno para la banana, por lo que conviene conservarla fuera de la heladera.

    AGUA

    En caso de almacenarla en botellas o jarras, hay que lavar y enjuagar bien los recipientes antes de reusar. Si se consume agua de bidón, trasvasar únicamente lo que se va a consumir en el día y limpiar bien los picos.

    Tip: no rellenar botellas descartables.

    QUESOS DUROS

    Refrigerados duran más tiempo, porque con el calor de la cocina transpiran y pueden convertirse en un terreno fértil para que aparezca algún hongo.

    Tip:para que estén más aromatizados al momento de rallarlos conviene sacarlos un ratito antes de la heladera.

PSICOLOGÍA

  • 7 actitudes que la ciencia asegura nos harán más felices

    felicidad 0 auxQué dicen las últimas investigaciones científicas acerca de la búsqueda de la plenitud.

    La felicidad se alcanza con actitud. Eso es lo importante.

    Ser feliz es (o debería ser), sin lugar a dudas, el deseo más grande y ambicioso que podemos tener. No parece que hubiera algo más importante. Pero, ¿se puede buscar la felicidad? ¿Hay un camino que lleve a la satisfacción plena? ¿Existe acaso? El genial Jorge Luis Borges descubrió recién a sus 71 años que nada es lineal. "Supongo que ya he escrito mis mejores libros. Eso me da una cierta satisfacción y tranquilidad. Sin embargo, no creo que lo haya escrito todo. De algún modo, la juventud me resulta más cercana que cuando era joven. Ya no considero inalcanzable la felicidad como me sucedía hace tiempo. Ahora sé que puede ocurrir en cualquier momento, pero nunca hay que buscarla. En cuanto al fracaso y la fama, me parecen irrelevantes y no me preocupan. Lo que quiero ahora es la paz, el placer del pensamiento y de la amistad. Y aunque parezca demasiado ambicioso, la sensación de amar y ser amado".

    Por lo tanto, se puede deducir, el camino a la felicidad es tan impredecible como maravilloso. El proceso importa. Pero es poco probable que el plan que nos tracemos tenga allanado el camino. Y no porque no lo podamos sostener, sino en todo caso porque los imponderables aparecerán, bifurcando el trayecto ideado aunque el destino sea el mismo. Sin embargo, esto no significa necesariamente que es inútil buscar la felicidad, como afirma Borges. En todo caso, la premisa sería que el camino se va haciendo a medida que lo recorremos, y que nuestra actitud ante los desafíos que nos presenta la vida marcarán el paso y la dirección.

    En los últimos años, la ciencia ha determinado que ser felices no depende exclusivamente de lo que hagamos. Los genes también juegan su papel. Es una relación de 50 y 50. Los genes representan alrededor del 50% de lo que define la felicidad, el otro 50 lo determinan la circunstancias, el medio ambiente, el estilo de vida, los comportamientos y los pensamientos. Es decir, tenemos el control sobre una buena parte de esas cosas. Y, desde luego, ese es nuestro Norte.

    ¿Qué podemos hacer?

    La ciencia también tiene una respuesta para eso. Aparte de la comida, el descanso, el refugio y el sexo -los requisitos básicos fundamentales para la supervivencia y la felicidad- la ciencia apunta a las actitudes que tomemos ante la vida. Así, según detalla el sitio Medical Daily, veamos las siete actitudes que los últimos hallazgos científicos determinan como "esenciales" para la búsqueda del "Santo Grial": nuestra felicidad.

    1- Conexión, autonomía y maestría

    Después de la alimentación, el sueño y la vivienda, algunos psicólogos creen que hay otros tres requisitos para la felicidad. Raj Raghunathan, profesor de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, y autor del libro "¿Si usted es tan elegante, por qué no está feliz?", describió en un artículo publicado en la revista Psychology Today, que la primera es la conexión social, o el "sentido de pertenencia". "La sociedad occidental a menudo favorece el individualismo y la independencia - ambos de los cuales son importantes para la identidad y la autoestima - pero al final del día si no se tiene amigos o familia con quienes compartir su vida puede ser la diferencia entre sentirse satisfecho y contento. Si desea pertenecer al grupo más feliz, la pertenencia no es un lujo: es una necesidad", escribió Raghunathan. De hecho, los estudios han demostrado que la soledad puede ser tan perjudicial para la salud como una dolencia física.

    El segundo requisito que nombra Raghunathan es el de convencernos que somos buenos en lo que hemos elegido para hacer en nuestras vidas. Por ejemplo, nuestra profesión. "Tener un sentido de dominio en nuestra vida es importante", sentencia.

    En tercer lugar, la autonomía y la libertad - la sensación de tener el control sobre nuestro propio destino en la vida - son requisitos para la felicidad.

    "Pero estos requisitos sólo lograrán la feliz si nos acercamos a ellos de la manera correcta", argumenta Raghunathan, y continúa. "Usted puede acercarse a la pertenencia a través de dos vías: la necesidad de ser amado o la de amar -usted puede dominar su arte, ya sea mediante la búsqueda de superioridad o por perseguir su pasión- y el logro de la autonomía, ya sea a través de una lucha por el poder y el control externo o a través de control interno. Para cada requisito, la última ruta parece ser el de la felicidad".

    "A pesar de la necesidad de ser amado, la necesidad de superioridad y la necesidad de control externo pueden mejorar los niveles de felicidad en el corto plazo, y es probable que lo baja en el largo plazo", aclara Raghunathan, y cierra: "Por el contrario, la necesidad de amor, la búsqueda de la pasión y la necesidad de control interno tienen mucho mejor potencial para mejorar no sólo la felicidad a corto plazo, sino también la felicidad a largo plazo. Además, también tienen el potencial de mejorar la felicidad de los que nos rodean".

    2- No compararse con los demás

    Un estudio publicado en 2013 en The New York Times estableció que quienes no dejan de compararse con los demás tienden a sentirse inferiores y a asumir cargas que, en ocasiones, no les corresponden. Cuando uno no se compara con sus compañeros, por ejemplo, se disfruta más del trabajo. "Es por eso que hay que centrarse en hacer las cosas que disfrutamos de forma natural - en lugar de compararse con los demás con la esperanza de ser superior o trabajando hacia una meta sólo por los resultados - traerá más felicidad en el largo plazo", explicó Raghunathan en una entrevista a diario The Atlantic.

    Igual ocurre en otros ámbitos, como el familiar. Cuando uno pone el foco en los demás y no en uno mismo, los objetivos se hacen más difíciles de alcanzar según avanza el tiempo y las posibilidades de fracaso aumentan.

    3- Fingir... hasta que se consiga

    A veces la felicidad es realmente una opción: la decisión de ser feliz puede mejorar el estado de ánimo, y hace la batalla mucha más sencilla. Una investigación de la Universidad de California, en Estados Unidos, demostró que una simple sonrisa puede tener un impacto significativo en el estado de ánimo, la confianza, y la perspectiva.

    El mismo lema se puede aplicar al trabajar. Con el dominio de un oficio, como se ha mencionado anteriormente, surge la necesidad de continuos desafíos. La elección de avanzar al siguiente desafío, independientemente de si se falla, y "fingiendo" sin miedo, a menudo traerá sorpresas agradables de éxito, un nuevo aprendizaje, y la satisfacción de superar un nuevo reto.

    4- Valorar el tiempo por encima del dinero

    "El dinero puede traer la felicidad en cierta medida, al contribuir a la autonomía, pero al final del día, el tiempo termina siendo más importante que el dinero", explica Raghunathan.

    Un estudio del departamento de psicología de la universidad British Columbia, publicado este año, encontró que las personas que valoran su tiempo mantienen la felicidad más de los que ponen más énfasis en hacer dinero. "Después de cierto punto, todos tenemos que dejar a un lado esas horas extras de trabajo y en su lugar utilizarlas para pasar tiempo con la familia y amigos, o en las pasiones que nos gustan", sentencia Raghunathan.

    5- Desconectarse un poco

    "Romper con la rutina nos hace más feliz", dice Raghunathan. Un estudio publicado en 2015 asegura que simplemente cerrando la sesión de nuestras redes sociales una semana, aumenta los niveles de felicidad, reduce el estrés y mejora la capacidad de sentirse presente en el momento.

    6- Recordar tiempos felices

    "Centrándonos en las pasiones que más nos gustan, en lugar de buscar la fama o el dinero, va en línea con la idea de fomentar la fuerza interna y el carácter en lugar de buscar la validación externa", comenta Raghunathan.

    Un reciente estudio realizado por la Universidad de Liverpool sugiere que podemos construir esta fuerza interior mediante el fomento de pensamientos y sentimientos positivos, que a su vez desarrolla la capacidad de recuperación frente a trastornos psicológicos. Una forma sencilla de mejorar los pensamientos positivos es recordar los momentos felices, según los investigadores.

    7- Descubrir el lado creativo

    Según un estudio elaborado por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, enfocar las energías en el "lado" más creativo es "la clave definitiva para la felicidad". "Escribe, crea algo. En definitiva, intenta sacar un rato para poner tu perfil creativo a trabajar. No hace falta hacer una novela, pero escribir ayuda", determinó Csikszentmihalyi.

NUTRICIÓN

  • Qué alimentos disminuyen los trastornos del sindrome premenstrual

    dolormenstrualSíndrome premenstrual: adiós a la ansiedad y el malestar

    Qué alimentos, bebidas y preparaciones disminuyen los trastornos propios de este período.

    Una elección adecuada de los alimentos, acompañada de ejercicio físico y un buen descanso nocturno, favorece el aumento de las endorfinas, mitigando el dolor y la inflamación.

    Lic. Alicia Crocco/ Para Clarín Buena Vida

    Uno de los efectos indeseados que presentan muchas mujeres con síndrome premenstrual es el deseo descontrolado de comer chocolates y dulces.

    Es conveniente elegir los alimentos y las bebidas para aliviar el problema y evitar que derive en un abrupto aumento de peso.

    Muchas refieren sentirse mejor luego de comer chocolate o dulces, ya que éstos facilitan el aumento de la serotonina (neurotransmisor que influye directamente en los estados depresivos). Sin embargo esto puede acarrear compulsión y estimular la aparición de los síntomas premenstruales.

    En principio, es útil conocer los verdaderos síntomas del síndrome premenstrual:

    • Inflamación: ocasiona dolores en la cavidad abdominal.
    • Retención de líquidos.
    • Malhumor: causado por el factor hormonal.
    • Dolores de cabeza.
    • Constipación.
    • inflamación de mamas.
    • Fuerte ansiedad por comer cosas dulces y chocolates.

    La alimentación, la actividad física recreativa y el descanso nocturno juegan un papel fundamental para que estos síntomas se atenúen.

    En esta etapa la mujer sufre alteraciones que pueden aumentar mucho su peso corporal, más allá de la retención de líquidos que este período conlleva.

    Por este motivo será necesario saber elegir adecuadamente las bebidas, los alimentos y las preparaciones que disminuyan los estados ansiosos, que contrarresten los momentos de angustia y depresión. Y la alimentación es el principal pilar.

    Qué evitar

    • Exceso de sodio: alimentos salados, encurtidos (aceitunas, pickles, hortalizas como coliflor, zanahoria, cebollitas, etc.), aperitivos fritos o embutidos, fiambres, etc.
    • Alimentos industrializados ricos en azúcares y grasas malas: comida chatarra, fritos, harinas blancas, galletitas de todos los tipos, elaboraciones con azúcar incluida, bebidas que contengan azúcar como las carbonatadas, jugos industriales, extractos y cubitos de carne, etc.
    • Bebidas alcohólicas: producen más irritabilidad y ansiedad.
    • Café: el café suave se puede incluir sin abusar, de lo contrario exacerba los síntomas.

    Qué elegir

    La alimentación debe incluir alimentos ricos en vitaminas, potasio, magnesio y otros minerales, fibra, fitoquímicos y triptófano.

    El triptófano es uno de los aminoácidos esenciales que forman parte de las proteínas presentes en ciertos alimentos. Es el precursor de un neurotransmisor del cerebro (un "mensajero químico"): la serotonina, responsable del estado anímico.

    Una producción baja de serotonina se suele relacionar con estados depresivos, falta de sueño, anormalidades en los ritmos circadianos y ansiedad por comer cosas dulces, sobre todo alimentos industrializados. Si es elevada, promueve la sensación de bienestar.

    Por eso, hay que considerar la importancia del triptófano en nuestras neuronas, para fabricar más serotonina.

    • Incluir alimentos ricos en triptófano: lácteos, huevos, carnes, pescados azules (o grasos: atún, caballa), que contienen omega3, pollo, legumbres, frutas secas (nueces, maníes, avellanas), soja, avena, germen de trigo, semillas de girasol, sésamo, amapola, calabaza, levadura de cerveza.
    • Consumir hidratos de carbono de absorción lenta: pastas y cereales integrales (cocidos al dente), panes integrales, papa y batata (hervidas y frías en la ensalada). Liberan glucosa y evitan los bajones de azúcar relacionados con los cambios de humor.
    • Fraccionar la alimentación en 6 comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda, cena y dos entrecomidas o colaciones.
    • Llevar una alimentación variada y equilibrada: lácteos descremados, huevo, verduras (crudas preferentemente) y frutas de estación. Carnes magras (sobre todo, pescados azules y pollo sin piel), cereales integrales, legumbres.

    Ejemplo de menú diario

    Desayuno y merienda

    1 vaso de leche descremada con 1 cucharadita de las de té de cacao en polvo o yogur descremado sin frutas ni cereales (firme).

    Infusión liviana.

    2 rebanadas de pan de salvado o integral con ricota descremada

    Entrecomidas (eligir dos)

    1 banana no madura.

    1 porción chica de queso compacto magro con 1 rebanada de pan de salvado o integral.

    25 maníes grandes o 10 almendras o 10 mitades de nueces.

    1 omelette de queso: 1 huevo, 1 clara, un chorrito de leche. Hacer el omelette en una sartén de teflón o colocar 1 cucharadita de las de té de aceite en la sartén, extraer el excedente con servilleta de papel blanco y cocinar. Dar vuelta e incluir 1 feta finita de queso cuartirolo descremado.

    1 huevo duro.

    Antes del almuerzo y de la cena: 1 caldo de verduras casero con 1 cucharada tipo té de levadura de cerveza en polvo y otra de germen de trigo.

    Almuerzo

    1 porción mediana de pescado o pollo.

    1 plato sopero de ensalada de todos los colores.

    1 papa mediana hervida (o batata o choclo o arroz integral o trigo burgol o legumbres).

    Cena

    1 plato sopero de verduras de todos los colores (champiñones, cebolla, tomate, ají morrón) con 1 plato mediano de fideos secos cocidos al dente.

    Condimentación: 1 cucharadita de las de té de aceite, vinagre y poca sal. Hierbas aromáticas.

    Después de cada comida: 1 fruta fresca

    Durante el día, para disminuir la inflamación y la retención de líquidos, se recomiendan estas infusiones: diente de león, salvia y cola de caballo.

    No olvides que los síntomas premenstruales no son sinónimo de enfermedad: la idea es que te olvides de ellos; además de esta propuesta alimentaria, hacé ejercicios físicos, que van a favorecer el aumento de las endorfinas, mitigando el dolor y la inflamación y tené un descanso nocturno de no menos de 8 horas.

TELEVISION ir
 
Debe actualizar su versión de Flash Player para ver este video.
 
RADIOir
 
radio
Name Play
1. Don Quijote - Personaje de "Historia Clínica"
1.0 Capitulo AMOR libro "Ellas"
1.1 Drogas peligrosas
1.2 AMOR - Libro "Ellas"
1.3 Libro "ELAS"
1.4 Cefaleas
1.5 Dolor precordial
1.6 Enfermedades del Aedes Aegypti
1.7 El Estrés Electoral
1.8 Concientización del Cáncer de Pulmón
1.9 Los Argentinos tomamos poca agua
2. Estrés
2.0 Brote Psicótico
2.1 Embutidos en la mira
2.2 Meditación en las escuelas
2.3 EPOC
2.4 Cancer De Mama
2.5 Historia Clinica de Tita Merello
2.6 Edema en miembros inferiores
2.7 Consejos nutricionales
2.8 Historia Clinica de Sarmiento
2.9 Hipertensin arterial relacionada con enfermedades autoinmunes
3. Electrocardiograma
3.0 Células cardíacas
3.1 Burn Out en los médicos
3.2 Trastorno afectivo estacional
3.3 Semana de la lactancia materna
3.4 Enfermedad de Parkinson
3.5 Relajación psicofísica y meditación
3.6 Comida y emociones
3.7 40º Aniversario Fundación Favaloro
3.8 Cirugía Estética
3.9 Culebrilla: mitos y verdades
4. Control ginecológico
4.0 Emociones
4.1 Arritmias
4.2 ¿Qué es el EPOC?
4.3 Intensa-Mente de Disney
4.4 La vida social es clave para la salud
4.5 Ventajas de la sopa
 
AGENDA
Please update your Flash Player to view content.
TWITTER@DrLopezRosetti
DrLopezRosetti
DrLopezRosetti 1 minuto de ejercicio fuerte sería más efectivo que 45 de intensidad moderada antecualquierduda.com/index.php/noti…

Jueves, 26 Mayo 201623 retweets

DrLopezRosetti
DrLopezRosetti Hoy 21 hs #HistoriaClínica por @Tv_Pública. comparto el cap de ayer: Juan José Castelli. youtu.be/OV4Oe8uVhlA vía @YouTube

Jueves, 26 Mayo 20162 retweets

 
 
Joomla! meta tags